La Corte Constitucional, emitió el 27 de junio de 2018 una sentencia basada en la Constitución Política, e instrumentos internacionales ratificados por el Ecuador, relacionada con la sexualidad en la adolescencia y los derechos sexuales y reproductivos.  A propósito de la sentencia, sectores religiosos fundamentalistas y/o desinformados, emprendieron una campaña prejuiciosa para generar miedo y rechazo a la educación sexual, porque a través de ésta se enseñaría a los niños y adolescentes el uso de anticonceptivos, promoviendo el libertinaje y señalando que la educación sexual es exclusividad de los padres.

La responsabilidad de los padres y madres en la educación de los hijos, no está en discusión. La familia en su diversidad, sigue siendo el referente central para la socialización y la transmisión de valores, normas y comportamientos relacionados con la sexualidad.   Lamentablemente muchos padres olvidan esta responsabilidad, abandonan a sus hijos, reniegan de pagar pensiones, dejan a las madres solas en la tarea de crianza y están totalmente ausentes de la educación y cuidado.

Más de un millón de mujeres son jefas de hogar, ellas deben sostener emocional, material y financieramente a las familias.  Los hijos crecen y aprenden de sexualidad, no por la información de los padres lamentablemente. Aprenden de sus pares, de revistas, de películas, medios de comunicación e internet. En nuestro país, el medio por el cual las personas se enteran de temas de la sexualidad, es la televisión (20%).  La información que reciben no siempre es la adecuada ni oportuna.

La Educación sexual integral se vuelve imperativa, desde una visión de corresponsabilidad de las familias, el Estado, y la sociedad, y debe asentarse en valores de igualdad entre hombres y mujeres, no discriminación, respeto al cuerpo y la sexualidad, afecto y libertad responsable.  La Educación Sexual Integral no solo proporciona información científica rigurosa sobre la sexualidad y los riesgos asociados a relaciones sexuales no consentidas o no protegidas, sino que incentiva la responsabilidad, el respeto y la toma de decisiones de manera informada. El acceso a métodos anticonceptivos es una medida de protección, restringir su uso solo incrementa el riesgo de embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual y VIH Sida.

Ecuador es uno de los países de América Latina con mayores índices de embarazo en adolescentes. El porcentaje de embarazo en adolescentes es de 18.1%. Del total de adolescentes en el Ecuador, el 17.5% de mujeres entre 15 y 19 años son madres. El 15.8% de adolescentes entre 15 y 19 años, están casadas o unidas. El 50% de mujeres tuvieron su primera relación sexual antes de los 18 años.  228 adolescentes de 10 a 14 años tuvieron un aborto. El 67.7% de mujeres no usaron anticonceptivos en su primera relación sexual. De cada 10 víctimas de violación, 6 son contra niñas, niños y adolescentes.

La realidad va más allá de prejuicios y tabúes que infunden miedo y nos paralizan como sociedad. Somos capaces de aceptar que jóvenes de 16 años ejerzan su derecho al voto, conduzcan y hasta les sean aplicadas medidas socioeducativas en caso de cometer infracciones penales, pero no estamos dispuestos a reconocer que pueden informarse para decidir responsablemente sobre su sexualidad, evitando embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual, VIH Sida y otras consecuencias negativas por falta de información.

Necesitamos una educación de calidad para el siglo XXI, humanista, laica, científica, respetuosa de las libertades individuales y comprometidas con el bien común, asentada en los principios de Derechos Humanos, que promueva la paz y la diversidad.

Los fundamentalismos religiosos, las posiciones anti-derechos humanos y libertades, la intolerancia restringen las oportunidades para la convivencia y el desarrollo personal y social.   Más allá de si Educación Sexual, lo que está en juego es la vigencia del Estado Laico, la autonomía de las mujeres y el derecho humano básico a decidir de manera libre de informada sobre la sexualidad y la reproducción.

 

CENTRO ECUATORIANO PARA LA PROMOCION Y ACCION DE LA MUJER

 

Agosto 3, 2018