Las mujeres en el Ecuador estamos hoy alertas exigiendo respuesta para las familias de las 292 mujeres muertas por la violencia machista desde 2014, así como para las 2000 niñas menores de 14 años que fueron abusadas sexualmente, producto de lo cual quedaron embarazadas.  No nos cansaremos de recordar que 6 de cada 10 de nosotras somos víctimas de alguna forma violencia: física, sexual, psicológica, política, patrimonial.

Vivimos en una sociedad que nos discrimina por ser mujeres, que legitima el poder masculino sobre el cuerpo femenino. Una sociedad que nos prefiere sumisas, mientras que a los hombres les impone conductas machistas para reconocerlos como tales.

Nosotras protestamos contra la violencia, el abuso, las violaciones y los embarazos no deseados y exigimos al Estado políticas públicas que promuevan, protejan, garanticen el derecho a una vida sin violencia de las mujeres, niñas, adolescentes, adultas mayores, conforme a los principios de Derechos Humanos asumidos por nuestra Constitución.

Estamos vigilantes para que el Gobierno ecuatoriano de forma urgente implemente la LEY ORGANICA INTEGRAL PARA PREVENIR Y ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES, proporcionando los recursos financieros necesarios, y nos informe sobre los avances en su cumplimiento. Las mujeres ecuatorianas estamos atentas a la realización de la Encuesta Nacional de Relaciones Familiares y Violencia de Género y a la conformación del Observatorio Nacional de Violencia contra las Mujeres.

Convocamos a la sociedad ecuatoriana en su conjunto, a hombres y mujeres, a contribuir en la construcción de una sociedad incluyente, respetuosa y equitativa, rechazando los prejuicios, la desinformación y la manipulación de sectores interesados en impedir que las mujeres seamos sujetas activas de transformación.

 

Quito, 25 de julio 2018

CENTRO ECUATORIANO PARA LA PROMOCIÓN Y ACCIÓN DE LA MUJER QUITO