Mi nombre es Erika Yánez Ortiz, tengo 24 años y soy Psicóloga Clínica. Fui parte de CEPAM Quito durante aproximadamente 6 meses, ejercí como pasante en el área de psicología brindando atención psicoterapéutica principalmente a víctimas de violencia de género. Ser miembro de la comunidad de CEPAM fue una experiencia sumamente enriquecedora, sobre todo en lo vinculado con mi actividad profesional pues siempre supieron brindarme espacios de formación y supervisión para así brindar la mejor atención posible a los usuarios. Personalmente admiro mucho la labor de CEPAM y de quienes ahí se desenvuelven profesionalmente, creo que siempre es difícil ser el rostro de una causa y más aun cuando una sociedad entera se niega a mirar de frente a una problemática tan grande como es la violencia contra las mujeres, contra los niños, contra los hombres…la violencia en general. De CEPAM y su gente me lleve únicamente buenas experiencias, y además la satisfacción de saber que existen espacios dentro de nuestra sociedad que día a día luchan incansablemente para validar al ser humano de forma integra, trabajando por reivindicar o validar sus derechos y promoviendo también el cumplimiento de deberes como miembros de una sociedad.